Por qué la Municipalidad dice que el boleto lo pagas $8,32

Desde el viernes pasado ya está vigente el nuevo aumento del boleto en el transporte urbano de Córdoba, la segunda suba en lo que va del 2015. Este incremento, que fue del 28%, lo aprobó el oficialismo en el Concejo Deliberante a principios de noviembre con el argumento del índice de inflación.

Pero más allá de eso, muchos usuarios se confundieron. En ese momento, se dijo que el boleto iba a costar $8.25, después se aprobó la tarifa a $9.15 y ahora se dice $8.32, ¿en qué quedamos?

En concreto, la tarifa es $9,15 y eso es lo que se va descontar de la tarjeta cada vez que el usuario suba a un colectivo y pase la Red Bus por la máquina. Sin embargo, tal vez como modo de mitigar el impacto del incremento, desde el Municipio insisten en que por el beneficio del 10% que se implementó hace algunos meses el boleto en la práctica termina costando $8,32.

Pero a mí me descuentan $9.15, ¿cómo es? Hay una explicación de cómo la Municipalidad llega a ese monto. Sucede que por cada recarga de la tarjeta que se hace se suma automáticamente un 10% extra; pagas $10 y se te acreditan $11. Ese es el subsidio Municipal.

Si cargas $91.5, tenes un boleto “gratis” (10 más uno obtenido a través de la suma del 10%). Entonces, haces ese monto divido 11 (que sería la cantidad de viajes) y con esa operación matemática te da como resultado $8,32. Y así se llega a qué ese es en la práctica lo que pagas, según la Municipalidad.

No obstante, no es aplicable a todos los casos ya que si sos un usuario de colectivo ocasional no se daría tal situación. Sumado a que, hilando fino, ese subsidio del 10% lo paga el Estado Municipal, es decir se paga con los impuestos que cobra la Municipalidad.

Al mismo tiempo que los cálculos podrían no dar ya que entran a jugar variables como la tarifa de las combinaciones, la tarifa nocturna, el boleto de los 600, entre otras cosas.

You may also like...

A %d blogueros les gusta esto: